17 de octubre de 2009

Vengo de Ciudad Espanto




El otro día fui a comprar algún cómic a mi tienda habitual, y cuando salí y cogí la dirección hacia mi casa llegue a una plaza en la que había una anciana sentada en un banco que leía, a menos de un palmo, una revista como si buscase una solución a sus problemas muy detenidamente. Pero si hubo algo que me llamó de ella no fue su postura encorvada ni su canoso pelo, fue su abrigo, un abrigo que me era muy familiar, lo había visto antes en las páginas de un cómic. Si, era exactamente igual que el abrigo que llevaba el protagonista de "Cuaderno de Tormentas" del dibujante gallego David Rubín . El libro en cuestión me impacto mucho y cuando vi a aquella mujer que parecía sacada de sus páginas, como si hubiese conseguido escapar de Ciudad Espanto me quede mirándola embobado mientras pasaba por su lado.
En cuanto llegue a casa no pude contenerme, tenía que dibujarlo, plasmar lo que había visto y así surgió el dibujo que encabeza esta entrada, como un minúsculo homenaje a David Rubín por sus geniales cómics.

2 comentarios:

Mirna dijo...

Qué curioso.
A mí, lo que más me llama la atención de las personas es la ropa.
Y sobre todo los zapatos. Lo primero que miro de una persona son los ojos o los zapatos.
Creo que dicen mucho de como somos.

Sir Franagan dijo...

Nada, no te procupes por lo del fanzine, tienes razón, eso pasa constantemente.

A mi se me han caído como tres proyectos este año, en fin...

Oye, me gustan lso dos últimos dibujos, veo que estás ahí eperimentando cosas guays...y por lo de actualizar ¡Dibuja Batardo! MUAJAJA y JA